¿Qué hago con mi ortodoncia durante la cuarentena?


El estado de alarma decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo y las medidas acordadas como la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus han alterado las consultas de muchos pacientes en diversas especialidades. 

En este sentido, muchas personas con tratamiento de ortodoncia se preguntan cómo les afectará la cuarentena. La mayoría de las clínicas están cerradas y solo atienden casos de urgencia por responsabilidad. 

Por esta razón, desde la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) han elaborado una serie de pautas y recomendaciones para aquellas personas con ortodoncia durante la cuarentena. 

¿Qué sucederá con el tratamiento si no se puede acudir a revisión?

En primer lugar, esto dependerá de la fase en la que se encuentre el tratamiento. «Durante los primeros meses, las piezas dentales se siguen moviendo, pero si ya coincide con las últimas fases de tratamiento los movimientos se ralentizan y son menores», destacan en la SEDO. 

Por tanto es importante que aquellos pacientes que estuvieran utilizando elásticos intermaxilares, las gomas, «se las sigan poniendo para que, con su uso, aumente la efectividad del aparato». 

Respecto a la paralización del tratamiento si no se acude a revisión, la SEDO señala que si el aparato se encuentra en buen estado no empeora el pronóstico. «Si que es cierto que, si llegamos a estar más de dos o tres meses sin que el ortodoncista supervise el tratamiento, este se puede ralentizar un poco»

Recomendaciones generales 

  • «Cepillarse todos los aparatos exhaustivamente durante, al menos, 3 minutos, 3 veces al día de forma detenida«. Enjuagarse, además, con colutorios fluorados.
  • Si al cepillarse sangran las encías, «en principio no hay motivo de preocupación». Se debe extremar el cepillado y el sangrado remitirá en un par de días. 
  • «Evitar alimentos duros, pegajosos o crujientes para evitar dañar el aparato». 

Consejos para urgencias con alineadores transparentes

  • «Si roza un alineador conviene coger una lima de las uñas y pasarla por el borde donde moleste. Después se le puede pasar una goma de borrar para pulirlo».
  • En el caso de que se caiga un atache, no hay un mayor problema, ya que se repondrá cuando acuda a la clínica, y se continuarán cambiando las férulas con normalidad. 
  • «Si se cae un botón en el que tenía enganchado un elástico no pasa nada, pero no se debe poner ninguna de las gomas», aunque continúa la colocación de las férulas.
  • «Si se pierde o fractura un alineador tampoco pasa nada: se pasa al alineador siguiente», aunque este se tendrá que utilizar unos tres o cuatro días más. 
  • En el caso de que se acaben las gomas o de cualquier otra duda, desde la SEDO recomiendan ponerse en contacto con la clínica. 

Consejos para urgencias con aparatología fija

  • Si uno de los tubos se despega al final del arco, en la parte superior o inferior se puede recubrir con cera higiénica para que esa parte no pinche o «con un alicate pequeño se puede cortar ese trocito que sobresale». «
  • «Si el arco sobresale sin caerse ningún ‘bracket’ porque se ha desplazado, se pueden coger unas pinzas de depilar e ir arrastrando el arco» hasta que se recoloque. Con la misma herramienta se puede hacer si se sale la ligadura de un elástico.
  • «Si la cadeneta se fractura, se corta por la zona por donde se ha roto con unas tijeritas y cuando vaya a la clínica el ortodoncista ya se la repondrá». 
  • En el caso de que se despegue algún ‘bracket’, se debe intentar quitar con unas pinzas separando el arco del ‘bracket’. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook