¿Qué hago si me duele la espalda? Remedios caseros para aliviar la presión tras la jornada laboral


El dolor de espalda es uno de los motivos más frecuentes de consulta en los centros médicos ya que se calcula que aproximadamente el 80% de la población a nivel global desarrolla este tipo de dolor en algún momento de su vida, según la American College of Rheumatology.

Este problema tan frecuente suele aliviarse si mantenemos un estado activo y nos ejercitamos. Sin embargo, la Encuesta Nacional de Salud de 2017 elaborada por el INE señala que el dolor de espalda crónico lumbar afecta al 23,5% de mujeres y el dolor de espalda crónico cervical al 21,5%. Por su parte, este problema de salud crónico afecta al 15,8% de los hombres. 

En muchas ocasiones, las malas posturas mientras trabajamos pueden producir este tipo de dolor. Por eso es importante mantener una serie de pautas y recomendaciones para prevenirlo. Además, existen remedios caseros para aliviar la presión tras la jornada laboral. 

Infusiones para aliviar el dolor

Muchas plantas contienen propiedades naturales antiinflamatorias que pueden ayudarnos a aliviar el dolor tras un intenso día, sobre todo si nos sentimos con cierto estrés o nerviosos. Desde MejorConSalud recomiendan tres tipos de infusiones diferentes que puedes prepararte al llegar a casa.

En primer lugar, una infusión de salvia puede favorecer la relajación. Para prepararla, necesitarás calentar un litro de agua y añadir dos cucharadas de esta hoja. Después de dejarla reposar durante unos minutos estará lista para servir. 

Otra opción es tomar una infusión diaria de castaño de indias o preparar un té de corteza de sauce o jengibre, ya que tienen propiedades antiinflamatorias que podrían ayudarnos a aliviar el dolor de problemas como la ciática. 

Rutinas diarias

Una rutina de estiramientos diaria puede ayudarnos a reducir los dolores de espalda ya que alivia la tensión de los músculos. También podemos incluir una rutina de ejercicios físicos como el yoga, el pilates o la natación ya que son recomendados para fortalecer la espalda. En todo caso, el especialista deberá indicar que ejercicios son recomendados en cada situación.

«La práctica regular de actividades aeróbicas de bajo impacto (aquellas que no producen presión ni sacuden tu espalda) puede mejorar la fuerza y la resistencia de tu espalda y permite que tus músculos funcionen mejor», señalan en Mayo Clinic. 

Descansar y mantener una buena postura

La higiene postural es esencial para aliviar los dolores de espalda, al igual que dormir lo suficiente para sentirnos descansados al día siguiente. La mala postura suele ser una de las causas más comunes de este tipo de dolores y suele producirse al caminar, al sentarse en el puesto de trabajo e incluso al dormir. 

Por otra parte, es recomendable realizar descansos en el trabajo, sobre todo si lo realizar en una oficina y pasas demasiado tiempo frente al ordenador. Lo mismo ocurre para aquellas personas que trabajan de pie la mayoría del tiempo. Por eso son importantes los ejercicios de estiramiento, para relajar los músculos. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook