¿qué son y por qué los expertos abogan por ellas para detectar anticuerpos de Covid-19?


ELISA es una prueba serológica para detectar anticuerpos provocados por la infección por el coronavirus SARS-CoV-2. Estas pruebas permiten detectar la presencia de anticuerpos en la sangre de los pacientes con una elevada sensibilidad (detecta a los verdaderos positivos. Una alta sensibilidad tiene pocos falsos negativos) y especificidad (detecta a los verdaderos negativos. Una alta especificidad tiene pocos falsos positivos).

Enzyme-linked immunosorbent assay, o lo que es lo mismo, ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA) es una técnica para detectar anticuerpos en la sangre cuando ya se ha producido una reacción inmune de patógeno.

Estas pruebas no solo se usan para detectar la infección que provoca la enfermedad de la Covid-19, también se han usado y se usan para «detectar otros virus y otros organismos» analizando los anticuerpos, explica a 20minutos el doctor Tomás Pumarola, experto de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC). Por ejemplo, las pruebas del SIDA son elisas, las de Toxoplasma o del Sarampión. 

¿Por qué se aboga por esta prueba?

Según el doctor, hay «muchas formas de hacer la prueba». «Puede haber sistemas manuales y sistemas automatizados. Por regla general, los que usamos en los laboratorios son sistemas automatizados en grandes autoanalizadores«. Son sistemas cerrados que reciben las muestras de paciente, que suele ser por suero, y a partir de ahí la máquina realiza toda la cadena de diagnóstico.

Lo que diferencia las técnicas como las de ELISA de las pruebas rápidas es que estás últimas se suelen hacer de forma rápida pinchando un dedo. Cada uno lo puede hacer en su casa y lleva unos 10 minutos. «No necesitan un aparataje. Lo haces delante del paciente», señala el experto. El problema de estas pruebas rápidas es que la rapidez no está reñida con la sensibilidad y la especificad. Los test rápidos tienen un porcentaje de falsos positivos y falsos negativos más alto que una prueba de ELISA. 

Las pruebas ELISA no son rápidas, «no se pueden hacer delante de un paciente» y se necesita un aparataje para realizarlas. «El problema de las pruebas de ELISA es que precisan de un aparato y un laboratorio que te da las condiciones y no se pueden hacer con un pinchazo en el dedo, sino con un pinchazo en vena. Esto lo complica más». 

Aunque estas pruebas pueden tardar 20 minutos en hacerse, se alarga porque un vez que la recibe el laboratorio y se analiza, se envía el resultado. Este proceso lleva unas 24 horas, sin embargo, el «resultado es de mayor calidad». «Las otras pruebas están muy bien para determinadas situaciones muy concretas y donde no puedes acceder a un laboratorio, pero para hacer serologias en la población de forma más masiva es mejor realizar pruebas más fiables», subraya Tomás Pumarola.

Recomiendan realizarlas a los sanitarios

Las serología de anticuerpos por las técnicas serológicas de ELISA o CLIA junto con los PCR son las que se están reclamando para realizarlas a todos los trabajadores y trabajadoras del ámbito sanitario y sociosanitario. Por ejemplo, el Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM) publicó un informe que contiene recomendaciones y propuestas sobre pruebas diagnósticas en las distintas situaciones de infección por el coronavirus SARS-CoV-2. 

Desde ICOMEM creen que es necesario «tener un mapa de cuál es la situación real de la población y su estado para poder orientar la estrategia futura». En el informe señalan que las pruebas ELISA o CLIA (Quimio-luminiscencia) «son las de referencia en la actualidad para la detección de anticuerpos de tipo IgG (Inmunoglobulina)», es decir de anticuerpos en la sangre. Ahí defienden que recurrir a la PCR «como único método diagnóstico válido para la fase inicial de la enfermedad».

«Su sensibilidad y especificidad son mayores al 95%, lo que indica que el número de falsos positivos o falsos negativos es bajo, siempre que tengamos en cuenta su realización, tras al menos 1-2 semanas del inicio de los síntomas», explican en el informe. 

Su director, Miguel Ángel Sánchez Chillón, dice que “es preferible esperar un poco más y hacer pruebas fiables a todo el personal de riesgo o susceptible de infectarse». «Lo serio es hacer lo que pedimos (pruebas PCR y ELISA o CLIA), y si no hay capacidad para ello, es preferible no hacer ninguna prueba. Es mejor no hacerlo que hacerlo mal”, zanjaba en unas declaraciones recogidas Niusdiario.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook