EWsta semana se han conocido al menos dos casos, de Iberia y Air Europa, en el que los vuelos iban casi al completo. Pero también en Estados Unidos se han producido este tipo de situaciones.

Según la cadena CNN, un vuelo de United Airlines partió el pasado fin de semana de Nueva York a San Francisco, un viaje de costa a costa de unas seis horas, con un grupo de médicos y enfermeras que habían estado en la Gran Manzana atendiendo casos de COVID-19. Los 25 sanitarios viajaban gratis, por cortesía de la empresa.

La sorpresa de ellos fue mayúscula al encontrarse en una cabina con casi todos los asientos llenos. Y es que la misma aerolínea había anunciado días antes una política en la que trataría de separar a los pasajeros con un asiento vacío, cosa que se incumplió en este vuelo. 

La compañía ha explicado a CNN que, aunque tratan de colocar a los pasajeros en asientos alternos, si finalmente el vuelo se llena tienen que vender también las plazas vacías. El recorte en el número de vuelos ha hecho que los viajes dispònibles tengan una alta demanda.

La compañía ha prometido que avisará a sus clientes si un vuelo va lleno para que elijan viajar o reservar en otro vuelo que vaya más vacío.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook