Sánchez anunciará este viernes si decide adelantar elecciones tras ver tumbados sus Presupuestos


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desvelará el viernes que viene si adelanta o no las elecciones generales después de que este miércoles ERC y PdeCAT hayan unido sus votos a los de PP y Ciudadanos para tumbar los Presupuestos en el Congreso, dando lugar a un escenario en el que ha ganado fuerza la hipótesis de un adelanto electoral que, además, podía ser inminente.

Fuentes de La Moncloa han informado de que la “decisión” de Sánchez no se conocerá hasta el próximo viernes y que el presidente la dará a conocer al término del Consejo de Ministros.

Así, podría ser que anuncie que disuelve las Cortes y convoca elecciones o todo lo contrario, una hipótesis que tampoco descartaban este miércoles diputados de partidos como PP y Ciudadanos, que no creían ni tan posible ni tan deseable para Sánchez un adelanto electoral en abril o mayo y apuntaban a octubre.

Quienes piensan que no habrá generales hasta el otoño se apoyan en que, además de sus críticas a derecha e independentistas, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, también lanzó ayer mensajes en el sentido de que el Gobierno no va a dejar de trabajar. Así, no descartan que no haya Presupuestos y que el Gobierno pueda ir aprobando hasta entonces reales decretos ley  “pacíficos”.

En todo caso, Sánchez se pronunciará el viernes sobre la hipótesis del adelanto electoral que ha cobrado fuerza después de que el Congreso rechazara los Presupuestos.

La votación de los 348 presentes en el Congreso más 2 telemáticos se ha resuelto con 191 votos a favor de las enmiendas a la totalidad y 158 en contra (una abstención) y ha situado al presidente del Gobierno en el centro de un escenario en el que a un lado están “las derechas”, como el PSOE lleva días llamando a Pablo Casado y Albert Rivera, y al otro, los independentistas ante los que el Ejecutivo se ha plantado para no aceptar el derecho de autodeterminación de Cataluña.

Tras el rechazo a las cuentas, se esperaba que Sánchez aproveche esta circunstancia y disuelva las Cortes y convoque elecciones generales. La única certeza es que es competencia exclusiva suya, la muletilla a la que desde que empezó el debate de totalidad recurren miembros del Gobierno y diputados.

Finalmente, Moncloa ha informado de que la decisión no se dará a conocer hasta este viernes, en línea con los mensajes que se han trasladado desde el Gobierno este miércoles. “Hoy es el día de los Presupuestos”, indicaban desde el Ejecutivo, donde, por otra parte, nadie sabía o quiería decir cuándo dará Sánchez el próximo paso en una convocatoria electoral. Después de la votación, Sánchez ha salido del Congreso directo a la La Moncloa para “continuar su agenda de trabajo”.

Posibles elecciones el 28 de abril

En las “quinielas”, este miércoles imperaba la posible fecha del 28 de abril, después de que miembros del Gobierno descartaran la primera fecha que se filtró este lunes, el 14 de abril.

Que las convoque cuanto antes. Esto ya está absolutamente acabado”, ha afirmado el exportavoz parlamentario del PP Rafael Hernando, miembro de un partido que este martes todavía mantenía que, al final, ERC y PdeCAT terminarían retirando su enmienda a la totalidad porque ambos -Gobierno e independentistas- “se necesitan”.

Este miércoles ha cambiado la percepción, aunque en el PP hay dudas de que la convocatoria electoral vaya a ser inminente. En el entorno de Casado no creen que las elecciones vayan a ser en abril ni tampoco coincidirán con las municipales, autonómicas o europeas del 26 de mayo. Se inclinan por octubre, no tanto por la presión de los barones para que no haya un superdomingo, sino porque calculan que Sánchez intentará seguir siendo presidente de Gobierno de cara a la negociación que se abrirá en Bruselas tras las elecciones europeas. No sólo para enviar un nuevo comisario español a la Comisión Europea, también para buscar un sitio para sí mismo, deslizan desde el PP.

“En dos palabras: ‘cuanto antes”. Así ha respondido el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a si prefiere generales en abril o el 26 de mayo.

En Ciudadanos aseguran que tienen la maquinaria electoral ya preparada para las elecciones del 26 de mayo y que no habría problema en adelantarlo un mes. No obstante, también apuntan que, por ejemplo, en Canaria habría hasta siete urnas si las generales coinciden ese día. En contra de la posibilidad de abril señalan que supondría votar dos veces en menos de un mes.

Mientras que en público el PP quiere elecciones “cuanto antes”, sin cámaras se pone el acento en los 150.000 euros que cuesta organizar unos comicios que se celebrarían un mes antes de los del 26 de mayo. “Que haga lo que quiera, pero es verdad que está solo“, ha apuntado el exministro de Interior y hoy diputado del PP, Juan Ignacio Zoido, dando con la clave de la situación a la que ha abocado el rechazo a los Presupuestos.

Solo y en el centro

Solo y alejado de PP y Ciudadanos, a los que el Gobierno y el PSOE no han dejado de acusar de dejarse “arrastrar” por Vox, y de ERC y PdeCAT, que pretendía que el Gobierno aceptara “lo inaceptable”, según dijo este martes la ministra de Hacienda. La posibilidad de que esta circunstacia pueda beneficiar a Sánchez en las urnas y la cal y arena que tanto Gobierno como PSOE han dado, para apurar hasta el final la esperanza de sacar los Presupuestos y atacar a sus principales adversarios -PP y Cs-, ha llevado a pensar en el adelanto electoral.

Precisamente, la intervención de Montero para defender los Presupuestos en nombre del Gobierno lo que este martes dejó claro el camino para muchos. Fuentes de ERC confirmaban este miércoles su sorpresa por un discurso que no sólo no hacía ningún gesto hacia la mesa de negociaciones, además les acusó de intento de “chantaje” al Ejecutivo.

El Gobierno no perdía esperanza este miércoles

Un día y medio después, Montero ha salido este miércoles del hemiciclo al término del debate de totalidad asegurando que “hasta el último momento este Gobierno no pierde la esperanza de aprobar los Presupuestos”.

Por su parte, la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, ha pedido a los grupos “una reflexión” y que apoyen las cuentas y ha explicado a ERC y PdeCAT que se disponían a votar con quienes quieren un “155 perpetuo e ilegalizar partidos independentistas”. Sin embargo, en su discurso han sido constantes los ataques contra PP y Ciudadanos, “las derechas”, por defender la “desigualdad social” o los “recortes de plantillas”.

“Lo que les molesta es el Partido Socialista Obrero Español. Porque cada vez que tiene oportunidad votan para desalojar al PSOE, como en Madrid o en Andalucía. Ya no engañan a nadie. No vengan ustedes de centristas. Ustedes hace mucho que perdieron el centro” ha dicho a Ciudadanos.

Por alusiones, el partido naranja ha pedido la palabra para exigir que Lastra retirar las “calumnias” de su “mitin electoral”.

Pedir a los grupos que apoyaran los Presupuestos era ya este miércoles un esfuerzo un tanto anacrónico. Los diputados de ERC y PdeCAT han entrado por la mañana al Congreso como se fueron ayer, sin intención ninguna de retirar sus enmiendas a la totalidad, lo que hubiera permitido tramitar los Presupuestos. También, con el convencimiento de que al Gobierno ya no le interesaba.

Reunión de Iglesias con Puigdemont

Aún así, anoche hubo un último intento, por parte del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que habló con Carles Puigdemont y después con el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, para “explorar” una alternativa que pudiera hacer que los independentistas no tumbaran las cuentas.

“Fue más una llamada de lamentación”, explican fuentes de ERC. En ella, Iglesias planteó una mesa de partidos del Congreso, donde el PNV tendría algún tipo de papel de “intermediario” pero sin nada nuevo sobre la autodeterminación. En realidad, poco importaba porque tanto Iglesias como Tardá tenían claro que ni era competencia del primero hacer ofertas y que el Gobierno ya no estaba en fase de negociación.

Este miércoles la Mesa del Congreso ha confirmado que tampoco había ninguna posibilidad de evitar el rechazo de los Presupuestos con la propuesta que hizo Compromís al resto de grupos para que las enmiendas se votaran por separado.

El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha asegurado que ERC y PdeCAT también estaban de acuerdo, pero la Mesa ha confirmado lo que ya decidieron hace días los portavoces, que se haga como siempre y se votaran juntas las seis enmiendas a la totalidad.

Defensa de IU, Podemos y Compromís

A pesar de ello, IU, Podemos y Compromís se han empleado este miércoles en defender los Presupuestos, pero ya si ninguna fe. El portavoz de IU, Alberto Garzón, se ha sumado al rechazo que ya mostró este martes el PNV en contra de las elecciones. Este miércoles, su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, ha sido mucho más incisivo contra el PP y Ciudadanos que contra el Gobierno.

“¡Un relator! Han montado un escándalo por alguien que no es ni siquiera un intermediario”, ha dicho Esteban, que le ha recordado a Casado que, según sus estándares, José María Aznar sería un “felón” por haber negociado con ETA. “Les habría dado lo mismo si en lugar de un relator hubieran puesto un botijo con agua fresca”, ha añadido.

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, ha advertido que “romper la mayoría de la moción de censura es una grave irresponsabilidad”, pero esta se ha desvanecido en la votación de las enmiendas a la totalidad.

“Independientemente de lo que suceda hoy, continuemos con este espíritu”, ha casi implorado Garzón. “No hay otra salida. La salida de las tres derechas es romper España de verdad”.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook