«Si seguimos ocultándolo, no conseguiremos nada»


Cerca de 800.000 personas se quitan la vida cada año, una cada 40 segundos. El suicidio representa una de las principales causas de muerte a nivel mundial, muy por delante de enfermedades como la malaria o de los homicidios, y los expertos reclaman más medidas para prevenir estos fallecimientos y acabar con el tabú que todavía constituye este tema en la sociedad actual.

Con motivo del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado un informe en el que alerta de la cantidad de personas que cada año optan por poner fin a su propia existencia y ha aprovechado para urgir a todos los países a desarrollar medidas y estrategias que palíen esta situación.

La directora de la Fundación Española para la Prevención del Suicidio, Sílvia Fort, ha resuelto a 20minutos algunas de las dudas más frecuentes con respecto al suicidio y las posibles formas de evitarlo.

¿Por qué el suicidio sigue siendo un tema tabú?
Si la muerte de por sí ya es un tema tabú, la muerte considerada como «voluntaria» todavía lo es más. A lo largo de la historia, sobre todo desde el nacimiento del cristianismo, el suicidio ha sido una realidad perseguida y castigada a la que se asocia un gran estigma social y sentimientos como la vergüenza o la culpa que ayudan a que, a día de hoy, siga manteniéndose silenciada y ocultada.

¿Visibilizarlo ayudaría a reducir su incidencia?
Una buena concienciación y sensibilización en todos los ámbitos (social, sanitario, institucional y educacional) es el primer paso para prevenir el suicidio, y esto se consigue a través de su visualización. Tenemos que dar a conocer este grave problema de salud pública, explicar a la sociedad que el suicidio existe y que es mucho más común de lo que la mayoría cree. Si seguimos ocultándolo, no conseguiremos nada. Y es que, cuando de algo no se habla, es como si no existiera y, por tanto, no se hace nada al respecto.

Un informe publicado por las OMS refleja que en 2016 hubo una tasa de suicidios de 6,1 casos por cada 100.000 habitantes en España. ¿Qué supone esa cifra?
Desde la Fundación Española para la Prevención del Suicidio, a través de los datos que nos ofrece el Instituto Nacional de Estadística (INE), publicamos el informe del Observatorio del Suicidio. Desde esta fuente de información, nos consta que la tasa de suicidios a nivel estatal en 2016 fue de 7,6 muertes por suicidio por cada 100.000 habitantes, una tasa que se elevó hasta 7,91 en 2017, año del que disponemos los últimos datos. Tenemos que decir que las cifras se han mantenido más o menos constantes en lo que llevamos de siglo, aunque con pequeñas oscilaciones. Por este motivo precisamente, insisitimos en la necesidad de crear un Plan de Prevención del Suicidio a nivel estatal que permita abordar esta problemática de una manera eficaz e integral a fin de conseguir reducir esta escandalosa cifra.

¿Se hace un registro suficientemente bueno de la tasa de suicidios?
Existen registros sobre la causa de muerte, como el que nos facilita la INE y a través del cual elaboramos el Informe del Observatorio del Suicidio, pero todavía no existe un registro estricto y fiable. En muchas ocasiones, tras fallecimientos catalogados como accidentes de tráfico, caídas accidentales, desapariciones, entre otros, se esconde un suicidio. Por este motivo, en prevención del suicidio, una de las estrategias que creemos imprescindible es conseguir un sistema de registro estricto, riguroso y procedente de fuentes fiables de las causas de muerte.

¿Hay planes de prevención de los suicidios en España?
Hay Planes de Prevención y Programas dirigidos a la prevención del suicidio, pero solamente a nivel autonómico, como por ejemplo: Galicia, Comunidad Valenciana, Euskadi, La Rioja…

¿Qué se podría hacer para reducir esta tasa? ¿Qué medidas se podrían adoptar?
Desde la Fundación Española de Suicidología, participamos en la elaboración de Planes Autonómicos y reclamamos insistentemente la elaboración de un Plan Estatal de Prevención del Suicidio. Aunque no se sepa bien cuáles son las causas del suicidio, sí que se conoce la forma de prevenirlo.

¿Y cuál es esa forma? ¿Por qué estrategias habría que apostar?
Las estrategias para la prevención del suicidio deben basarse en la concienciación y la sensibilización, no solo social, sino también de los medios de comunicación, los poderes públicos, instituciones y de los propios profesionales. Además, es necesaria una mayor capacitación de los profesionales, no solo sanitarios, sino también de otros sectores como el educativo, el social o los cuerpos de primera intervención (Policía, bomberos, etc.). Asimismo, es precisa una limitación de acceso a los medios letales y un mejor seguimiento de las personas en riesgo y colectivos vulnerables, así como mayor alerta y vigilancia epidemiológica y una mayor investigación.

¿Cuáles son las principales causas de suicidio en España?
Cuando hablamos de suicidio, estamos hablando de un problema muy complejo, multicausal y multifactorial. No podemos explicar por qué una persona piensa en suicidarse, lo intenta o, directamente, se suicida. Pero sí que sabemos que existen varios factores de riesgo y precipitantes (personales, genéticos, sociales, familiares, etc.) que ante unas determinadas circunstancias y momentos vitales aumentan la vulnerabilidad personal, así como también conocemos algunos factores de protección que, si los potenciamos, nos permiten reducir el riesgo suicida.

¿Cuáles son esos factores de riesgo?
Uno de los principales es la enfermedad mental, fundamentalmente los trastornos del ánimo. El consumo de alcohol y la adicción a sustancias, así como la enfermedad física (sobre todo cuando convive con dolor), también son claros factores de riesgo. Ser varón, los eventos vitales estresantes (pérdida de trabajo, rupturas matrimoniales, etc.) y la edad avanzada (mayores de 65 años) son otros de los más determinantes.

Entre los jóvenes entre 15 y 29 años, el suicidio es la segunda causa de muerte. ¿A qué se debe?
La adolescencia es una etapa complicada en la que convergen una serie de cambios a menudo difíciles de asimilar y entender por el propio adolescente. Los desengaños amorosos, la pertenencia en el grupo, decidir qué ser en un futuro, los conflictos con los padres, el consumo de alcohol y otras sustancias, entre otros, son algunos de los conflictos con los que se encuentran y que a menudo no saben abordar. Creemos que es imprescindible la educación emocional dentro del currículum escolar, enseñar desde pequeños a identificar las emociones, a reconocer los propios sentimientos, a tolerar la frustración y a pedir ayuda en caso de percibir que algo no está funcionando bien. No debemos olvidar que la educación es el pilar de nuestras vidas y desde donde empezamos a estructurar nuestro sistema de creencias y nuestra personalidad.

¿Por qué la tasa de suicidios entre hombres en los países ricos triplica a la de mujeres?
Que los hombres se suicidan mucho más que las mujeres es una realidad que se repite a nivel mundial, aunque con distintas proporciones en función de los países. En España, por ejemplo, el 75% de los suicidios lo realizan varones frente al 25% que son mujeres, una proporción que es justo a la inversa si hablamos de tentativas de suicidio. No sabemos el porqué y, aunque existen varias teorías al respecto, ninguna de ellas saca conclusiones definitivas al respecto. Insistimos en que no podemos sacar conclusiones globales a problemas tan particulares como es el suicidio.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook