Trump insiste en que la vacuna contra la covid-19 estará en octubre contra el criterio de su experto en salud | Internacional


Donald Trump ha asegurado este miércoles con el optimismo que lo caracteriza sobre la disponibilidad de una vacuna contra el coronavirus que estará disponible a partir de octubre. “Estamos listos para distribuir de inmediato [una vez que se obtenga]”, sostuvo el mandatario en la Casa Blanca. La afirmación contradice directamente lo informado horas antes por Robert Redfield, director del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), quien proyectó una distribución masiva para el verano de 2021. “Creo que cometió un error cuando dijo eso. Es solo información incorrecta”, afirmó el presidente estadounidense en una rueda de prensa sobre los avances de la pandemia. “Creo que estaba confundido”, agregó.

Quedan menos de 60 días para las elecciones presidenciales y la carrera por conseguir una vacuna a la brevedad es un tema recurrente en los actos de campaña de Trump. El republicano suele asegurar que antes del 3 de noviembre ya estará disponible para los enfermos más vulnerables, mientras la curva no está controlada y el número de muertos se acerca a los 200.000 en el país con más contagios del mundo. En una entrevista concedida por el mandatario el martes en Fox & Friends, se aventuró a decir que podría aprobarse una vacuna contra el coronavirus “en cuestión de semanas”.

“Si me pregunta cuándo estará disponible [la vacuna] para que podamos comenzar a usarla para volver a nuestra vida normal, creo que probablemente estemos mirando a finales del segundo trimestre, tercer trimestre de 2021”, aclaró Redfield ante el Comité de Asignaciones del Senado. El doctor agregó que entre noviembre y diciembre de este año se proyecta que habrá una, “pero un suministro muy limitado y tendrá que ser priorizado”.

El jarro de agua fría a las previsiones de Trump no fue el único terreno que el presidente estadounidense refutó de las declaraciones ofrecidas por Redfield en el Senado. El director de la CDC defendió enfáticamente el uso de la mascarilla y llegó a afirmar: “Incluso podría ir tan lejos como para decir que esta mascarilla tiene más garantías de protegerme contra la covid-19 que cuando me pongo una vacuna”. El mandatario, que dijo haber hablado después de la comparecencia con el doctor, cree que este se debió de haber confundido con la pregunta y por eso respondió “incorrectamente”. “Creo que tal vez lo entendió mal”, afirmó en la sala de prensa de la Casa Blanca.

Suscríbase aquí a la newsletter semanal sobre las elecciones en Estados Unidos.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook