Trump niega colusión con Rusia tras nuevas revelaciones en la investigación


El presidente estadounidense, Donald Trump, volvió a negar este sábado una colusión de su campaña presidencial con Rusia, evitando hacer comentarios sobre señalamientos de que supuestamente él mismo organizó pagos para silenciar a mujeres y evitar un escándalo sexual durante la contienda electoral.

Trump usó Twitter, su medio de comunicación favorito, para abordar los múltiples documentos judiciales presentados el viernes en relación con la investigación exhaustiva del fiscal especial Robert Mueller sobre la injerencia rusa en la elección de 2016.

“¡DESPUÉS DE DOS AÑOS Y MILLONES DE PÁGINAS DE DOCUMENTOS (y un costo de más de $30.000.000), NO HAY COLUSIÓN!”, escribió el presidente. 

Pero aunque las presentaciones no parecían mostrar evidencia de colusión, sí ofrecieron una gran cantidad de nueva información sobre la investigación de Mueller.

Los fiscales federales involucraron directamente a Trump en los esfuerzos por comprar el silencio de dos mujeres que afirmaban haber tenido amoríos con él, y dijeron que le ordenó a su entonces abogado Michael Cohen que les ofreciera dinero para que callaran.

“Con respecto a ambos pagos, Cohen actuó con la intención de influenciar la elección presidencial de 2016”, dijeron los fiscales de Nueva York. 

“En particular, y como Cohen mismo ha admitido, con respecto a ambos pagos, actuó en coordinación con y bajo instrucciones del Individuo-1”, agregaron, aludiendo a Trump. 

Los pagos no están técnicamente relacionados con la pesquisa sobre Rusia, pero los fiscales pintaron una imagen condenatoria de la “conducta criminal extensa, deliberada y seria” de Cohen, cuando era miembro del círculo de asesores de confianza de Trump.

En agosto, Cohen se declaró culpable de violar la ley de financiamiento de campañas en relación con los pagos. 

“Cohen engañó al público votante al ocultar supuestos hechos que creía que tendrían un efecto sustancial en la elección”, dijeron los fiscales.

– “Sinergia a nivel gubernamental” –

En un informe separado, Mueller dijo que Cohen estaba en contacto con un ciudadano ruso desde noviembre de 2015, meses antes de que Trump ganara formalmente la candidatura presidencial, quien ofrecía “sinergia a nivel gubernamental”.

Ese ciudadano ruso decía tener relación con el Kremlin y propuso en varias oportunidades una reunión entre Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin.

Esta persona dijo que el encuentro podría tener un impacto “fenomenal”, “no solo en la dimensión política sino también en los negocios”, pero Cohen no accedió, dijo Mueller.

Esa combinación de intereses políticos y comerciales podría ser un problema para Trump, cuyo imperio inmobiliario estuvo tratando de construir un rascacielos en Moscú hasta mediados de 2016, en plena candidatura a la Casa Blanca. 

La semana pasada, Cohen se declaró culpable de mentir al Congreso sobre el proyecto inmobiliario de Moscú.

Las recientes revelaciones en la investigación de Mueller han sugerido que la Casa Blanca sabía que Cohen planeaba mentir a los legisladores sobre sus contactos con Rusia. 

Debido a su ayuda “relevante” y “sustancial”, Mueller se negó a pedir un tiempo de detención adicional, pero Cohen aún enfrenta cuatro o cinco años de cárcel.

– “Mentiras” –

El caso también tuvo un giro en relación al exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, quien fue condenado en agosto por fraude financiero y cargos de manipulación de testigos, y se declaró culpable de un segundo conjunto de cargos un mes después.

Los investigadores lo acusaron de múltiples “mentiras” a los investigadores: sobre sus contactos con funcionarios de la administración, incluso después de llegar a un acuerdo de colaboración, sobre el pago de una deuda y sobre su interacción con un presunto oficial de inteligencia ruso.

El incumplimiento del acuerdo judicial podría llevar a una sentencia de cárcel más dura que la de 10 años prevista para el consultor republicano. 

Manafort fue condenado principalmente por cargos relacionados con su trabajo para políticos pro-Moscú en Ucrania entre 2004 y 2014. Pero también se lo ha investigado por su posible papel en una supuesta colusión de la campaña de Trump con Rusia.

Mueller se ha acercado a la Casa Blanca, por lo que el viernes Trump lanzó una descarga de tuits contra la investigación, acusando a Mueller de “grandes conflictos de intereses” y alegando que obligó a testigos a dar falso testimonio. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook