Un hombre hackea el coche de su exnovia para poder controlarlo de forma remota y espiar sus movimientos


Un hombre acaba de ser declarado culpable en Hobart, Australia, tras haber hackeado el coche de su expareja para poder controlarlo con su ordenador de manera remota y vigilar también cuáles eran sus movimientos.

Los hechos ocurrieron el año pasado, cuando el culpable, que es mecánico y tiene 38 años, asesoró a la víctima a la hora de comprarse un Land Rover. El hombre consiguió hacerse con el número de identificación único del vehículo (VIN) para descargar una aplicación y poder arrancarlo y detenerlo de manera remota. Asimismo, servía para monitorear sus movimientos.

Seis meses después, rompieron la relación y la víctima se dio cuenta del acoso que estaba sufriendo por parte de su expareja cuando perdió el teléfono móvil y quiso rastrearlo. Fue entonces cuando descubrió correos electrónicos que mostraban que su expareja había estado recopilando datos sobre sus movimientos.

«Lo que hizo es despreciable y todavía estoy tratando de aceptar el alcance de la violación y el trauma que he experimentado. Estaba en estado de shock y temía por mi vida cuando me di cuenta de que me estaba acosando y tenía el control de mi coche», ha dicho la mujer, de la que no ha trascendido su identificación, en el juzgado, según recoge ABC News.

Por otro lado, la mujer ha contado que una noche se despertó y se lo encontró a los pies de la cama: “Tienes suerte de que sea solo yo y no un ladrón o una mala persona quien te haga daño”, le dijo. También ha relatado que la acechaba frecuentemente desde los vehículos de los clientes del taller.

La fiscal de la Corona Elizabeth Avery ha descrito el comportamiento del criminal como «premeditado y calculado».



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook