Un perro robot "olfatea" la radiación en la central nuclear de Chernóbil



Un perro robot es nuevo encargado de velar por la seguridad en la central nuclear de Chernóbil, en Ucrania. Está preparado para entrar donde sea peligroso y es capaz de «olfatear» la radiación 34 años después del peor desastre nuclear de la historiaEl robot cuadrúpedo ha explorado la central, especialmente el reactor 4, oculto tras el enorme sarcófago que lo aísla del exterior. Su control a distancia, su versatilidad y adaptación al terreno lo convierten en un operario perfecto para lugares extremadamente arriesgados.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook