Un preso condenado a cadena perpetua alega su «muerte momentánea» para librarse de la pena


Un preso de Iowa (EE UU) condenado a cadena perpetua por asesinato ha alegado ante el tribunal de apelaciones de ese estado que debería ser puesto en libertad después de enfermar y haber «muerto momentáneamente» en el hospital donde finalmente sobrevivió al ser reanimado hasta en cinco ocasiones.

Según la petición del reo, Benjamin Schreiber, su sentencia de por vida se ha visto cumplida, algo que no convenció al tribunal del distrito, que rechazó su solicitud, y tampoco ha convencido ahora al tribunal de apelaciones, que esta semana ha ratificado la decisión del tribunal anterior y ha desestimado el caso al considerar que esta reclamación , recoge la CNN.

Schreiber, de 66 años, cumple desde 1997 una cadena perpetua por asesinato en primer grado. En 2015, sufrió una serie de convulsiones tras desarrollar cálculos renales que le produjeron una intoxicación séptica. Por este motivo fue llevado al hospital y tras perder el conocimiento fue reanimado, en contra de las propias directrices del preso, según consta en la petición de Schreiber, que recoge The New York Times.

Por este motivo, Schreiber alega que fue resucitado en contra de su voluntad y que, debido a ello, su «sentencia ha expirado».

No obstante, el fallo dado a conocer esta semana por la jueza Amanda Potterfield del tribunal de apelaciones sostiene que «no encontramos su argumento convincente«.

«Schreiber todavía está vivo, en cuyo caso debe permanecer en prisión, o en realidad está muerto, en cuyo caso esta apelación es discutible», ha indicado la jueza.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook