Una nueva técnica facilita el orgasmo con la regeneración de venas y arterias del clítoris a través de ondas de choque


El Centro Médico Salud Íntima de la Mujer de Málaga ha implantado una técnica en el tratamiento de la anorgasmia femenina a través de ondas de choque hidráulicas, que consiste en la regeneración de venas y arterias en el clítoris y los tejidos de los cuerpos cavernosos genitales.

Esta nueva técnica se está desarrollando en Estados Unidos con más del 80 por ciento de casos de éxito y, tras obtener también muy buenos resultados en la impotencia masculina, permite ahora corregir la falta de orgasmo en la mujer, según han explicado este viernes responsables del centro médico malagueño.

Este centro, dirigido por el urólogo Pedro Torrecillas, asegura que será el primero en aplicar esta técnica en España y sus primeras pacientes servirán para un estudio sobre los resultados.

En el acto de presentación, al que también han acudido la ginecóloga Susana Varela y la doctora Elena Molina, codirectora del Máster de Suelo Pélvico de la Universidad de Málaga, se ha explicado cómo el uso histórico de las ondas de choque ha llegado también a la mujer y a sus principales disfunciones sexuales.

El método sigue las líneas de la litotricia (ruptura de piedras en el riñón), pero con menos potencia y usando sólo las ondas en su fase positiva. La acción dota de pequeños impulsos hidráulicos a las pacientes para generar venas y arterias en el clítoris y en los tejidos de los cuerpos cavernosos del genital femenino, lo que permite una hipervascularización en la zona y permite una descompresión de las células hiperatrofiadas.

Esta técnica produce además unos efectos analgésicos y antiinflamatorios que previenen otras dolencias e incidencias secundarias. El uso de las ondas de choque hidráulicas también se aplica en otras especialidades, como la traumatología. Pedro Torrecillas ha señalado que en España, unos cinco millones de mujeres padecen anorgasmia.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook