Yo no creo que una planta de cannabis sea un pecado


San José, 16 set (elmundo.cr) –La diputada Zoila Volio en una entrevista para EL MUNDO contó el avance que tiene en la Asamblea Legislativa en el proyecto 21.388, Ley de Producción de Cannabis y Cáñamo para Fines Medicinales.

Volio manifestó que «ya hay un texto sustitutivo listo en la Comisión de Ambiente, yo calculo que en cuestión de dos semanas ya quedaría dictaminado y una vez dictaminado, ya que estamos en ordinarias que somos los propios diputados los que escogemos la agenda legislativa, ya yo he estado hablando con los jefes de Fracción para que lo podamos jalar a plenario el otro mes en nuestro orden del día».

Además, la legisladora señaló que la industria del cáñamo «es una industria altamente rentable porque usted del cáñamo puede sacar textiles platico, materiales de construcción, superalimentos, cosméticos, champús, ropa, en fin es altísimo el mercado y altísima la demanda de todos los productos y su producto es del cáñamo».

«Y del cannabis medicinal no podemos olvidar que es un precursor de medicamentos que están ya reconocidos en Canadá, en Estados Unidos para enfermedades crónicas como las inmunológicas, la artritis, el lupus, el Alzheimer», agregó.

También indicó que con la aprobación de este proyecto en el país «se nos abriría una industria farmacéutica para calidad de vida de pacientes crónicos».

En relación con el apoyo con el que cuenta el proyecto de parte de los demás legisladores, la diputada Volio indicó que se tiene bastante apoyo pero que existen diputados que se oponen a la producción del cáñamo por motivos religiosos.

«No entiendo, porque en realidad cuando a usted lo operan le ponen medicamentos que se derivan de opiáceos, hasta algunos medicamentos tienen componentes de cocaína», añadió.

Asimismo, señaló que «las plantas usted realmente usted las usa para bien o para mal y yo no creo que una planta de cannabis sea un pecado ni que verla sea un pecado porque es obra de Dios, si usted extrae un aceite de esa planta que es un precursor de medicamentos o que le puede ayudar en el cáncer o dolores terminales o a tener calidad de vida como cuando a usted le ponen una anestesia, no veo por qué uno sí y otro no».

La legisladora amplió que «no creo que ninguno de ellos estaría dispuesto a una cirugía sin anestesia o sin un demerol para el dolor cuando son opiáceos, entonces son las incongruencias».

Igualmente exteriorizó que «este es un medicamento que se va a dar con receta verde que no es que lo que estamos promoviendo es el fumado libre sino simplemente el uso del extracto de la planta».

De la misma manera, Volio recalcó que no es una aprobación a la legalización de consumo libre de marihuana, «no tiene absolutamente nada que ver porque todo es una industria no hay venta libre de la planta o para fumarla, lo que hay son invernaderos totalmente cerrados, totalmente seguros con normas de calidad con trazabilidad y que lo que se saca es como cuando usted saca el aceite de oliva de las aceitunas, cuando saca el vino de las uvas, es una extracción que hace, usted extrae ese aceite, lo demás se quema se bota y el aceite lo industrializa la empresa farmacéutica para las diferentes patologías».

El proyecto de la diputada Zoila Volio, que se encuentra en la agenda de la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa, pretende que se legalice la producción de cáñamo y cannabis para el uso medicinal en Costa Rica como una medidas para apoyar la reactivación económica del país.

Comentarios

comentarios

Artículos de interés



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook